Buscar

Álex Naranjo llega cedido al Noia Portus Apostoli

Internacional sub-17 y sub-19 con la selección española, ya ha debutado en Primera.


Naranjo en su partido de debut en la LNFS. (foto: ACP-FS Valdepeñas)

Viña Albali Valdepeñas y Noia Portus Apostoli han acordado la cesión de Álex Naranjo (Moral de Calatrava, 1-5-2002). A sus 17 años recién cumplidos, el talentoso ala ya ha realizado méritos de importancia en el fútbol sala, habiendo lucido las camisetas de las categorías inferiores de la Selección de Castilla-La Mancha y de la Selección Española, tanto con la sub-17 como con la sub-19, con la que recientemente ha conquistado el Torneo de las Naciones en Italia.

En la pasada temporada Naranjo se asentó en el equipo filial del Viña Albali Valdepeñas en Tercera División, después de un año alternando el juvenil con el segundo equipo en Segunda B. El primer gran premio a su trabajo le llegó en el pasado mes de noviembre, cuando realizó su debut con el sénior en Primera División en un encuentro ante el Osasuna Magna. Fue la primera de sus tres participaciones con el primer equipo vinatero, en los que marcó un gol, en la visita del Barça Lassa a Valdepeñas.

Soy un privilegiado por todas las experiencias que he tenido la suerte de vivir”, afirma un Álex Naranjo consciente de que “he aprendido mucho, pero sin duda aún me queda mucho por aprender” y que se define como “un jugador vertical y con mucho descaro en el uno para uno”.

Su llegada a Noia supone su primera aventura lejos de casa, y la afronta “con ganas de vivir nuevas experiencias y adaptarme bien al equipo y al pueblo”, lo que amplía expresando que “espero aprender de todos mis compañeros y aprovechar las oportunidades que el míster me dé” y conseguir grandes cosas como “luchar por puestos altos en la tabla”. En los primeros días el castellano-manchego se podrá sentir especialmente arropado por alguien que ya conoce como Lluc. “Cuando Lluc estaba en Valdepeñas me ayudó y pude aprender mucho de él en la pista, pero sobre todo me demostró ser una gran persona fuera de ella, por lo tanto estoy muy contento de poder vivir esta experiencia a su lado”, afirma Naranjo.

Algo que no cambiará con respecto a su estancia en Valdepeñas será el calor con el que lo recibirá su nueva afición. “Espero ganarme su respeto y cariño con el trabajo diario”, asegura Naranjo. “Si afición y equipo estamos juntos, seguro que será una temporada increíble”.

¡Bienvenido al club, Álex!