Buscar

Carlos Rivas: “Si el parón se prolonga, será imposible mantener una mínima forma física”

El preparador físico del cuadro noiés desvela los planes de trabajo del club en estos días y semanas de cuarentena.


Uno de los aspectos a los que afecta el confinamiento al que, como toda la sociedad española, se está viendo sometido el primer equipo del Noia Portus Apostoli FS es sin duda el físico de los jugadores. Es por ello que hemos hablado con Carlos Rivas, preparador físico de los blancos, para tratar ese tema.


“De momento llevamos pocos días y lo vamos llevando bien”, afirma Rivas sobre este inicio de cuarentena, mostrándose en lo personal agradecido de “la suerte de estar en el rural, y aquí tienes algo más de libertad que en un piso”.


Desde allí y “evidentemente a través del teléfono móvil” se comunica Carlos con el resto del cuerpo técnico, en unas conversaciones basadas principalmente en “preocuparnos por el buen estado de los jugadores” y también en “adelantar trabajo buscando tareas que nos puedan valer cuando retomemos los entrenamientos”.


Un trabajo que consiste en “intentar mantener los niveles de fuerza principalmente y también algo de resistencia”, siempre teniendo en cuenta las limitaciones de “las condiciones en las que los encontramos”. Plan al que se le añade, amplía Carlos Rivas, “una dieta especial para estos días con el fin de intentar llegar en el mejor peso posible”, aportada por el nutricionista del club.

Tanto el preparador físico como todos los miembros del club piensan en regresar cuanto antes a la actividad, pero son conscientes de que “no sabemos cuánto va a durar el parón”.


Rivas reconoce que “si solo son quince días, con el trabajo que se les mandó se puede evitar perder completamente la forma”, pero si se alargara mucho más “va a ser imposible mantener una mínima forma física para poder competir al nivel al que estamos acostumbrados”, asegura. Es por ello que “lo que más no preocupa de la vuelta a los entrenamientos es el alto riesgo de lesión que nos podemos encontrar”, por lo que pide que “los que mandan piensen en esto y nos den un tiempo prudencial para volver a la competición con un mínimo de garantías físicas”.