Buscar

Marlon Velasco: “No podemos reprocharnos nada porque el equipo puso corazón y se vació”

Estas fueron las palabras del técnico noiés después del 3-3 cosechado por su equipo en el Guillermo Molina Ríos.

Marlon Velasco en un momento del encuentro de la pasada jornada

Un punto, que bien pudieron ser tres, fue lo que se ganó el Noia en Ceuta, en un partido del que Marlon Velasco afirmaba tras el pitido final que “es cierto que después de ganar seis partidos consecutivos, ir por delante en el marcador y desperdiciar una ventaja de dos goles, nos vamos tristes, fastidiados y con un sabor muy amargo, pero considero que el resultado es más que justo si nos ceñimos a lo visto en el 40x20 a lo largo del partido, donde las alternancias en el dominio y el control del partido, así como en ocasiones, en acciones de balón parado y en transiciones fue la nota predominante”.


Esa ventaja de 0-2 que disfrutó su equipo llegó por el balón parado del que “seguimos sacando rendimiento”, una situación del juego “tan importante y caracteristica de nuestro deporte, que hasta ahora nos está ayudando a abrir partidos, ampliar distancias o incluso cerrarlos” y que justifica el hecho de que “durante la semana le dedicamos tiempo y es una satisfacción ver como lo que uno propone en la pizarra, luego los jugadores son capaces de interpretarlo y ejecutarlo de forma exitosa en competición, lo cual nos refuerza para seguir insistiendo en ello”.


Otro aspecto viejo conocido que tuvo efecto en el partido fue el de las faltas, con los noieses alcanzando las seis en la segunda mitad. “Ya no solo es que te condiciona en cuanto la presión al jugador con balón, el uso de los brazos en la defensa del espacio defensivo, la forma de defender tras la pérdida, el miedo y el estrés que genera en el jugador…”, iniciaba Velasco sobre este tema, “si no que hay situaciones que son inevitables o cuestión de mala suerte y que con cinco faltas te pueden costar un partido, como con la sexta falta que nos señalan, inexistente, pero que en esa circunstancia nos puede costar puntos. Tenemos que ser autocríticos porque nos pitan justamente tres faltas muy evitables en cuestión de dos minutos y medio”.


El preparador blanco también valoró una segunda mitad en la que los locales reaccionaron. “No hay que obviar que el rival tiene una gran plantilla, jugadores de muchísima calidad, muy buen pivot, muy buen 1x1, calidad de pase... y que si ese equipo tiene que correr riesgos al final te empujan hacia tu portería y son complicados de parar”, declaraba, señalando también que “pienso que con 0-2 hay que ser más expeditivos y no nos pueden meter un gol por una pérdida en primera línea y un segundo gol prácticamente seguido en una transición defensiva donde no dominamos bien los espacios defensivos y nos falta contundencia en la defensa al pívot, con la fortuna que se llevan el rechace en segunda acción. A partir de ese resultado el partido cambia por completo y con el 2-3 tenemos una muy buena ocasión para volver a irnos de dos goles pero no concretamos”.


Al final, un punto con el que “no podemos irnos satisfechos porque tuvimos el partido en nuestras manos y no fuimos capaces de gestionarlo”, pero de igual manera “no podemos reprocharnos nada porque el equipo puso corazon y se vació, así que si tenemos en cuenta el nivel del rival que teníamos en frente, el hecho de que en su pista no hayan cedido ninguna derrota hasta ahora, la línea que llevamos y que hay que mantener, un desplazamiento largo y diferente y, que ni el propio Ceutí, ni Móstoles y Talavera, los equipos a priori llamados a estar arriba, nos hayan recortado puntos en esta jornada, no es un mal resultado al que habrá que darle más importancia ganando la semana que viene en Talavera”, cerraba Velasco.

2020-09-01.png