Buscar

Marlon Velasco: "Sabíamos que los errores nos podían penalizar más que en otras ocasiones"

Actualizado: jun 25

El técnico noiés reflejaba en declaraciones post partido la, en general, buena actuación de su equipo, empañada por fallos concretos.

Marlon en una sesión de entrenamiento

No pudo ser para el Noia Portus Apostoli FS en Amate ante el Real Betis Futsal, en un "partido muy disputado" delante del "que hasta la fecha se ha mostrado como el mejor equipo de la categoría", en palabras de Marlon Velasco.


El preparador del cuadro noiés destacó que "estuvimos muy ordenados colectivamente a nivel defensivo", ahogando la salida de balón de los béticos y compitiendo de tú a tú en los duelos individuales tanto sobre los pívots como sobre Burrito, reconociendo, por otra parte, que "ellos acumularon mayor posesión de balón que nosotros, aunque sin generar excesivo peligro".


En cuanto al aspecto ofensivo, Marlon vio a su equipo no "todo lo cómodos y fluidos que nos hubiera gustado" en la fase de elaboración, después de unas semanas en las que "veníamos trabajando muy bien y sintiéndonos muy a gusto" en esa faceta del juego.


Sobre el desarrollo del partido, Velasco afirmaba que su equipo entró "bien al partido", subrayando algunas situaciones para adelantarse en el marcador, sin éxito. Fue ese un aspecto que el cuadro de Juanito penalizó en uno de los pocos errores de los noieses, conscientes de que "nos podían penalizar más que en otras ocasiones", como en el gol del 1-0, "un error grosero en la salida de balón".


El técnico supo valorar también que, pese al gol encajado, "el equipo no se descompuso y gozó de buenas oportunidades para conseguir el empate", pero, como ya comienza a ser habitual, desafortunadamente faltó "decisión, contundencia y acierto en la zona de finalización".


De la misma forma, Marlon lamentó la no señalización de la quinta falta en la primera mitad del encuentro, que les hubiera dado "mayor protagonismo ofensivo en los últimos compases de la primera parte", en una jugada que en su lugar fue determinada por los colegiados "incomprensiblemente" como tiro libre indirecto.


Aunque más afectaría el segundo gol local, en el momento en el que los suyos apretaban más la portería de Cidao. Un "error garrafal defensivo" pondría la desventaja de 2-0 y supondría para los noieses un "duro golpe que a la postre sería definitivo".


Ni siquiera con el juego de cinco quiso entrar el balón, a pesar de haber disfrutado de tres situaciones claras para ello, lo que habría supuesto "recortar distancias y meterle el miedo en el cuerpo a nuestro rival" pero "no fuimos capaces de ello".