Buscar

Pablo López: "Trabajo, ilusión y muchas ganas de poder ayudar al equipo"

Formado en la cantera del club, el noiés continuará su formación como entrenador asumiendo el cargo de segundo de Marlon Velasco.


Pablo López sobre el parqué del Agustín Mourís

Un nuevo capítulo dentro del Noia Portus Apostoli se abre para Pablo López. Una de las caras más reconocibles de la base del conjunto blanco ha tomado la decisión de poner punto y final a su carrera como jugador para centrarse en los banquillos -ya había entrenado al juvenil el pasado curso-, y en esta temporada irá un paso más allá. Pablo, de 21 años, será en esta 2019-2020 segundo entrenador del primer equipo noiés, además de ponerse a los mandos de algún conjunto de las categorías inferiores.


El propio Pablo afirma afrontar este reto “con muchas ganas, es algo nuevo para mí y espero estar a la altura, pero con trabajo, sacrificio e ilusión seguro que será más fácil”. Una etapa de su vida que comienza para poner fin a otra. “Me habría gustado seguir jugando”, dice Pablo, “pero al final por las distintas lesiones que me vienen acompañando los últimos años y con los sustos que he llevado creo que esto era lo que debía hacer”, ya que además “siempre me ha gustado estar en los banquillos, es una manera distinta de ver y jugar el partido”.


Pablo ya cuenta con experiencia en los banquillos de la base del club, pero este nuevo paso supone atravesar otra dimensión. “En la base no buscas rendimiento, y esto es ya una categoría dónde lo más importante son los resultados”, prosigue Pablo, “pero creo que lo que sí me puede ayudar es haber estado como jugador porque sé cómo funcionan las cosas”. Uno de los aspectos que puede aportar al grupo, junto a “trabajo, ilusión y muchas ganas de poder ayudar al equipo a conseguir el objetivo, que al final es lo que queremos todos” y en adición a “ayudar también a las categorías inferiores, y ser la unión entre ellas y el primer equipo, ya que seguiré entrenando a algún equipo de la base”. Un plus que sin duda ayudará a conseguir que este nuevo episodio “me traiga muchas alegrías a mí y a toda la gente que está enganchada al fútbol sala”, además de “seguir aprendiendo desde que empiece esta etapa hasta que termine”.


A su lado tendrá, como no puede ser de otra forma, al entrenador del primer equipo. “Para definir a Marlon solo hay que ver las horas que se pasa trabajando, es un currante y eso nos beneficia a todos. Creo que voy a poder aprender muchas cosas de él”, afirma Pablo sobre el catalán, al que le da las “gracias, a él y a todo el club por la confianza en mí”. Codo a codo, ambos trabajarán por lograr “una temporada en la que cumplamos el objetivo, que es no pasar tantos apuros como la pasada para llegar a la última jornada y no estar en los puestos de descenso”.