POST PARTIDO | Marlon Velasco: “Hemos hecho el partido que Benavente quería”

Perdió el campeón en La Rosaleda, en un encuentro donde hubo muchos goles, y los noieses encajaron más de lo habitual, cometieron varios errores y pecaron de falta de puntería ante la portería rival. Así hablaba el técnico en sala de prensa tras la derrota.

Tercera derrota del curso liguero para el Portus Apostoli, que estrenó de la peor forma posible su condición de campeón de Segunda División en Benavente. Se esperaba un partido de muchos goles, como es habitual en La Rosaleda, y aunque los noieses lo querían evitar, así fue. Lo describía su técnico Marlon Velasco como “uno más en Benavente: espectacular para los de arriba y una mierda para el de abajo, esa es la sensación”.


No obstante, el inicio del choque no fue nada malo por parte de los blancos, controlando “el juego posicional, ordenados en defensa, generado ocasiones”. Hizo demasiado daño el gol de Aitor que abrió la lata. “Nos hemos empezado a disipar con 1-0 el primer gol que encajamos en situación de incorporación de portero rival en toda la temporada”, lamentaba Velasco, de igual manera que el 2-0 que “regalamos en zona de salida”, en una pérdida.


La reacción fue pronta y buena con el doblete de Nil para el 2-2, “pero otra vez concedemos, una segunda acción de balón parado, solo habíamos encajado así en Colo Colo”. Las concesiones noiesas continuaron con el 4-2, relataba Marlon, en “un saque de banda lejano a nuestra portería, y el quinto regalamos la transición y en inferioridad encajamos”. El 5-3 de Bruno Gomes “nos deja sabor dulce para el descanso”, pero la evidencia de que algo no iba como de costumbre era que “en una parte ya habíamos encajado más goles que en cualquier partido completo que hemos jugado esta temporada. Nosotros no podemos encajar cinco goles en una parte, es un desastre”, reconocía tajante el entrenador del Noia.


En el vestuario noiés se habló, según desvelaba Velasco, de “intentar ser positivos y hacer bien lo que no habíamos hecho bien en la primera: tener orden a nivel defensivo, elaborar con paciencia, hacerles daño en posicional, no regalar…”. La salida fue buena, teniendo el peso total del partido y anotando el 5-4 con el que “nos reenganchamos”, y reforzando la idea de que “si había un partido que encajando muchos goles podíamos ganarlo, era hoy”.


Sin embargo, llegó el 6-4 en otra concesión, un gol que “nos hace mucho daño, el irnos a dos goles nos hace daño. Aún así el equipo no ha estado mal, ha tenido profundidad, llegada y ocasiones”. Destacó especialmente Marlon Velasco que “con el portero-jugador hemos estado francamente bien, nos ha faltado ese último pase, la finalización, esa segunda jugada donde no éramos capaces de finalizar con éxito”.


Llegó el luchadísimo 6-5 de Javi Rangel a un minuto del final, y en el intento de buscar el empate desesperado, un nuevo fallo condenó al séptimo y luego “en el saque de centro se junta que Charlie es un jugador inteligente y que teníamos que ir a tumba abierta” para el octavo. El último gol de Joaki cerró el partido y sirvió “para maquillar un poco el marcador”.


La valoración final de Marlon Velasco era “sumamente negativa, más allá de que entienda que vengamos de ser campeones y ponga en valor todo lo bueno que ha hecho el equipo a lo largo de la temporada”. Se lamentaba de que, aunque “somos competitivos, veníamos a ganar”, se iba de La Rosaleda “realmente triste porque el equipo no ha sido el de las anteriores 29 jornadas. Hemos hecho el partido que Benavente quería”.


En sus últimas declaraciones, Velasco expresó que “esperar que lo que ha acontecido hoy nos sirva de cara a lo que nos viene, sobre todo este miércoles, cuando tendremos que mostrar una cara muy diferente a la de hoy si queremos tener alguna opción de poder pelear esa eliminatoria ante un equipo de Primera División. O recuperamos lo que somos o va a ser muy difícil, y tampoco quiero que este final de temporada se nos haga largo. Entender que ese tropiezo que podíamos tener lo hemos tenido y a partir de aquí a espabilar, somos profesionales y el club sigue cumpliendo con nosotros, la afición sigue estando con nosotros y tenemos que seguir haciendo lo que estábamos haciendo”.