Buscar

Antonio Fernández mantendrá la salud de los noieses un año más

Actualizado: jun 25

El doctor, incorporado al club hace dos temporadas, seguirá con sus actividades en la próxima 2019-2020.


Antonio Fernández realiza una prueba médica a Porto

La salud de los jugadores de la primera plantilla noiesa estará puesta en las mismas manos. El doctor Antonio Fernández Seoane continuará ligado al Noia Portus Apostoli en este nuevo curso.


El doctor es el encargado de “ayudar a mantener en forma a los jugadores preocupándome de su estado de salud tanto física como psíquica”, junto “la ayuda de Chiru y Pablo”. Los pacientes con los que cuenta en el parqué son, como él mismo dice, “diferentes”. “Hablamos de personas con muy buena condición física”, afirma Antonio, “y las patologías son propias de jugadores de élite que no tienen que ver con la patología que veo en consulta de forma diaria”.


El doctor Antonio Fernández ya ha comenzado a trabajar, como el resto de la plantilla, y tras los pruebas médicas realizadas el primer día de vuelta al trabajo, junto con los electrocardiogramas llevados a cabo en la Clínica Dr. Pedrosa, ha visto a los jugadores “en líneas generales bastante bien para un inicio de temporada”, aunque también reconoce que “algún kilillo de más, pero en resumidas cuentas, bien”.


Esta será su tercera temporada sentándose en el banquillo noiés durante los partidos, los que él vive “con incertidumbre y siempre con la particularidad de que en cualquier momento tenga que salir a la pista por cualquier tipo de lesión”. La campaña pasada la incertidumbre fue mayor aún, teniendo en cuenta lo que sufrió el equipo para mantener la categoría, una experiencia de la que Antonio rescata “todo, porque de todo se aprende algo, pero sobre todo más satisfecho con la confianza que dio en el equipo en la parte final de la Liga”.


Para la nueva temporada, Antonio espera “lo mejor”, aunque de buena mano y tirando de refranero popular, sabe que “del dicho al hecho hay un trecho”. La receta para desmentir esa frase está, según el propio doctor, en “una buena planificación y haciendo bien las cosas, seguramente todo terminará en buen puerto”.