Buscar

Victoria mágica en el Agustín Mourís (4-3)

Ante un Atlético Benavente que se puso con un 1-3 favorable en el marcador, el equipo de Marlon Velasco y la afición noiesa respondieron acorde para darle la vuelta al resultado y generar una de las tardes más especiales en los últimos tiempos.

Rangel y Pope celebran el tanto del primero, el que redondeó la tarde noiesa

El mismo resultado que se dio en Benavente, la novena victoria en diez partidos, una semana más invictos en Liga como locales… pero no hay un triunfo igual que los otros, y este en concreto es una prueba irrefutable de ello.


Además, el marco se prestaba a ver un partido de gran calibre. Primero contra segundo del subgrupo B, el Atlético Benavente se plantaba en Noia inmerso en una racha positiva y con ambición de doblegar al líder, tal y como demostró en unos primeros minutos de choque en los que ya puso a prueba a Domingo.


Resistió el Noia Portus Apostoli FS, y a partir de ahí vimos un encuentro igualado, que con el paso de los segundos iba creciendo también en intensidad y en calor, tanto dentro como fuera del 40x20.


Los blancos buscaban mantener la iniciativa con el esférico, mientras los benaventanos, sujetados en Marcos Vara y la disciplina defensiva, intentaban sorprender con ataques rápidos. Sin embargo, ninguno de los planes de ruta lograba imponerse en el electrónico del Agustín Mourís.


Hasta que hizo acto de presencia el balón parado, fuente de la que no para de beber el cuadro de Marlon Velasco, para deshacer la igualada. Lluc recibía en la orilla del área un pase de Palmas y superaba por bajo a Marcos Vara, hasta ese momento inmaculado, en el 14’ de partido.


Cogían los noieses una ventaja que en rara ocasión han visto desvanecerse, y es más, de las que están acostumbrados a aumentar. Sin embargo, en búsqueda del segundo tanto, una pérdida en campo propio cuando corría el minuto 18 dio lugar a un ataque rápido de los visitantes que Malaguti no desaprovechó.


Rozó Domingo con la mano izquierda el disparo, pero sin éxito para impedir el 1-1 con el que los jugadores verían, a pesar de dos ocasiones postreras claras de los nuestros, el camino a vestuarios.


Descanso, Noia Portus Apostoli FS 1-1 Atlético Benavente


Perdonaron en esas últimas del primer tiempo los noieses, lo volvieron a hacer nada más salir del receso… y lo pagaron. Novoa, cazando un rechace en el área después de una parada de Domingo, colocaba el 1-2. Y por si las cosas no se ponían feas así para los blancos, un contragolpe posterior a una ocasión clarísima de Pirata suponía el 1-3, en una gran finalización de, nuevamente, Novoa.


Todo esto en apenas dos minutos de reanudación, tras los que, viéndose dos goles abajo por primera vez en Liga y por segunda semana seguida, después de la final de Copa Galicia, al Portus Apostoli le tocaba sacar juego, corazón y garra de todos lados. Y vaya si lo sacaron.


El choque se convirtió desde el tercer tanto visitante en un monólogo de ataques locales muy peligrosos sobre la puerta de Marcos Vara. Se resistió la diana, y a punto estuvieron los de Chema Sánchez en sentenciar el encuentro con una ocasión que, milagrosamente, alejó con la pierna Domingo en la línea de gol.


Y seguirían perdonando los de Marlon Velasco hasta el 32’, cuando Pirata dijo basta. Con un golpeo preciso y suave, dirigido con mimo a la escuadra izquierda, el lucense rompía la resistencia castellano-leonesa y daba más esperanzas a los suyos.


Continuaron las embestidas locales, que tuvieron en el uno para uno de Armando la más clara antes de un momento que resultaría importante para el partido. La segunda amarilla de Malaguti, al interponerse en un saque de esquina, daba lugar a una superioridad de cuatro para tres que, de la misma forma que ha hecho hasta el momento, el conjunto blanco aprovechaba.


Sin cumplirse un minuto de la expulsión, Pope conseguía el premio que tanto llevaba buscando su equipo en general y él en concreto. Su disparo con la derecha fue demasiado para un Vara que, aunque consiguió desviar, no fue quien de evitar que las tablas volvieran al electrónico.


3-3 y casi seis minutos de partido nuevo con un Noia Portus Apostoli FS en una carrerilla difícil de frenar. Y a 1’44’’ del pitido final, después de nuevos acercamientos, sería Javi Rangel, quien cerró la victoria ante el Ciudad de Móstoles en el último choque liguero de 2020, el encargado de completar una remontada de carácter y de líder.


Después de ver su renta superada, Chema Sánchez colocó a Dilín de portero-jugador para, al menos, intentar salvar un punto. De igual manera que en Benavente, los suyos pusieron en serios aprietos a los de Marlon Velasco en la superioridad, pero una vez más no lograron rebasar el marco noiés, dejando el marcador con el 4-3 definitivo y rubricando una tarde de ensueño en el seno local.


Final del partido, Noia Portus Apostoli FS 4-3 Atlético Benavente


Una victoria más que no es una victoria más. El ejemplo de que este grupo también sabe reponerse a los momentos difíciles. Y ahora que este partidazo ya es pasado, los de Velasco miran al del próximo fin de semana, en el que visitarán Rivas en la 11ª jornada del subgrupo B de la Segunda División.


Ficha técnica:


Noia Portus Apostoli FS: Domingo (p), Pope, Armando, Lluc y Antonio Diz. También jugaron Palmas (c), Luisma, Rangel, Javaloy, Naranjo y Pirata.


Atlético Benavente: Marcos Vara (p), Dilín, Novoa, Sergio Simón y Charlie. También jugaron Dani Martín, Yayo, Germán, Malaguti, Alejandro y Sergio Hernández.


Goles: 1-0 Lluc (14’), 1-1 Malaguti (18’), 1-2 Novoa (22’), 1-3 Novoa (22’), 2-3 Pirata (32’), 3-3 Pope (34’), 4-3 Javi Rangel (38’).


Los colegiados Calleja Rubio y Darriba Vilamor enseñaron la tarjeta amarilla a los locales Armando (28’) y Marlon Velasco (33’) y a los visitantes Malaguti (14’ y 34’), Dani Martín (29’), Novoa (35’) y Yayo (40’).


Incidencias: partido correspondiente a la jornada 10 del subgrupo B de la Segunda División de fútbol sala, disputado en el Municipal Agustín Mourís de Noia, ante la presencia de unos 120 aficionados.