CRÓNICA J3 (RIB 2-3 NPA) | 27 segundos de locura para una remontada épica

Los noieses, que iban perdiendo 2-1 a falta de 30 segundos, consiguieron darle la vuelta al marcador con dos goles salvadores que les dieron un triunfo in extremis de Tudela.
Seis puntos de nueve posibles para el Portus Apostoli, que en estas dos primeras jornadas se ha hecho fuerte lejos de casa y se sitúa tercero en la tabla clasificatoria.
Marcelo y Bruno Gomes, autores de los goles definitivos, celebran el 2-3 final (foto: Manuel Lorenzo)

Lo que unos segundos le quitó al Noia en la primera mitad, se lo dio en la segunda. Y vaya si se lo dio. El Portus Apostoli firmó en Tudela con una remontada exprés un triunfo de los que quedan para toda la vida, en el que pasó de la desazón de encajar un gol a un segundo del final del descanso a sellar los tres puntos gracias a unos mágicos últimos segundos de encuentro.


Una primera mitad de poder a poder, en la que los riberos tuvieron la primera ocasión clara, con un saque de falta que Petry, en el segundo palo, no acertó a definir por dentro. El primer aviso local hizo despertar a un Portus Apostoli que se hizo fuerte en defensa y gozaría de peligrosas aproximaciones a la portería de Marcão. Entre las más destacadas, el tiro de Altamirano que despejó Espín bajo palos, un lanzamiento de Neguinho al contragolpe directamente fuera y otra transición en la que Bruno no acertó en el pase final a Rafinha.


Ninguna de esas ocasiones se concretó en gol, y en una categoría como la Primera División tus fallos los puedes pagar hasta en la ultima décima de juego. Eso fue lo que le sucedió al Noia en Tudela, con el tanto de Terry y el sonido de la bocina produciéndose prácticamente a la vez. Tras la confusión, los colegiados dieron por válido el gol, aunque sin conceder el posterior saque de centro reglamentario a los noieses.


Hasta pasados diez minutos del segundo acto no lograría reaccionar el conjunto de Marlon Velasco con el buscado gol del empate, en una acción iniciada por Pirata en su propia media pista y terminada con el pase de Jabá a un Neguinho que no se puso nervioso ante Marcao, recortó y anotó el 1-1 a puerta vacía.


Poco duró la alegría, con Terry aprovechando un error defensivo noiés en un saque de esquina para fusilar a Henrique de puntera y hacer el 1-2, transcurrido el minuto 36 de encuentro.


A falta de dos minutos, Marlon Velasco apostó por el juego de cinco con la entrada de Edu Jabá. Tuvo el cuadro local dos oportunidades para dejar prácticamente visto para sentencia el choque. Ahí perdonó Aspil, y en un final escrito para una película de Hollywood el Portus Apostoli le dio la vuelta al marcador en unos últimos 27 segundos de locura. El 2-2 fue obra de Marcelo, gracias a un pase preciso de Jabá, que ajustició a Marcão. Más leña al fuego se añadió con la roja directa a Terry con 14’’ por delante, por motivo de una fea falta sobre Power.


Con posesión, un jugador más y la dinámica de cara, todo cambió en un abrir y cerrar de ojos, y no lo podía desaprovechar el equipo blanco. Bruno Gomes, con lo que pudo, empujó a la red el pase de Machado para desatar totalmente la locura noiesa, en Tudela y en la vila, a falta de 6’’ para un bocinazo final que cerró un triunfo para la historia del Portus Apostoli y la determinación total de que todos los segundos valen.


Ficha técnica


Aspil-Jumpers Ribera Navarra FS: Marcão (p), Nacho Gómez, Carlos Bartolomé, Pintinho y Petry. También jugaron David García (c), Anás, Espín, Terry, Gabriel Vasques y Uge.


Noia Portus Apostoli FS: Henrique (p), Marcelo, Edu Jabá, Neguinho y Lluc (c). También jugaron Power, Rafinha, Hozjan, Altamirano, Bruno Gomes, Pirata y Machado.


Goles: 1-0 Terry (20’), 1-1 Neguinho (31’), 2-1 Terry (36’), 2-2 Marcelo (40’), 2-3 Bruno Gomes (40’).


Los árbitros Francesc García-Donas Salvador y Bernardo Simón Benet, del colegio catalán, amonestaron con cartulina amarilla al local Pintinho (8’) y al visitante Edu Jabá (14’) y con cartulina roja al local Terry (40’).


Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 3 de la Primera División, disputado en el Municipal Ciudad de Tudela ante la presencia de unos 700 aficionados.