CRÓNICA J8 (JPI 4–3 NPA) | Un desafortunado último minuto

El tanto de penalti de Chino a un minuto del final dio la victoria al Jaén y frustró a un Portus Apostoli que no pudo evitar, a pesar de intentarlo hasta el último segundo, que su gran actuación se fuera sin premio.
Después de tres victorias en tres partidos como visitantes, llegó en el Olivo Arena la primera derrota lejos de Noia de los blancos.
Machado controla el balón ante Menzeguez, en una acción del partido (foto: Manuel Lorenzo)

Le salió cruz al Noia Portus Apostoli FS en Jaén. Los blancos, que llegaron a ponerse 0-2 a favor en apenas siete minutos de partido, terminaron viendo como se les escapaba un punto, primero con un tanto de penalti rival y después con un gol a favor fuera de tiempo, en un último minuto desgraciado.


Pocos visitantes al Olivo Arena pueden presumir de empezar un partido como lo hizo el Portus Apostoli. Pirata, en el 3’, y Machado, en el 7’, abrieron una brecha de dos goles a favor de los noieses, enmudeciendo al pabellón jiennense y ahondando en un inicio errático de los amarillos.


Al igual que goles, también hubo dos lesiones en los minutos iniciales. El meta local Álex González tuvo que dejar su lugar a Espíndola tras el 0-1, de la misma manera que Power en el bando noiés unos minutos más tarde, antes del 0-2.


El tiempo muerto de Dani Rodríguez hizo despertar a los suyos, que traspasaron todas las dudas al Portus Apostoli. Fruto de una dudosa mano de Lluc, el golpeo de Chino en la falta supuso el 1-2 en el 9’. El Paraíso Interior apretaba, y de lo lindo, junto a unas 5.200 gargantas presentes en el Olivo Arena que enloquecieron con el 2-2 de Taborda en el 14’ y el 3-2 de Mati Rosa en el 15’, aprovechando un error en salida de presión blanca.


Supo calmar el Noia el vendaval del Jaén e incluso encontró la fórmula para volver a igualar la contienda. Bruno Gomes remachó a gol en el segundo palo un pase de Machado, en una transición bien conducida por los noieses, para el 3-3.


Se mantuvo la igualada durante prácticamente toda la segunda mitad, a pesar de los intentos de varios conjuntos por romperla. Hasta tres tiros al palo disfrutó el Jaén Paraíso Interior, mientras que los noieses tuvieron un tramo claro de dominio en el que se quedaron a nada de materializarlo en gol.


Ante tal equilibrio, solo un penalti pudo desnivelar la balanza para uno de los lados. Una acción en el área entre Altamirano y Alan Brandi fue señalada como pena máxima por los colegiados. No falló Chino en su lanzamiento, empujando a los de Marlon Velasco a poner ya toda la carne en el asador para intentar sacar algo.


Con Machado de portero-jugador, iniciativa usada también antes del 4-3, el Portus Apostoli hundió a un Jaén que salvó las acometidas finales noiesas, incluso la ultimísima, que bien pudo parar la respiración a varios de los presentes. Attos sacó el primer disparo de Neguinho, cuyo segundo lanzamiento frenó, involuntariamente, Bruno Gomes. El tiro de Machado sí encontró las mallas, pero ya fuera de tiempo, para goce amarillo y frustración noiesa.


Se acabó la fantástica racha fuera de casa de los blancos, que sin tiempo para lamentarse pondrán rumbo directo a Martorell para el duelo de este martes de Copa del Rey.

 

Ficha técnica


Jaén Paraíso Interior: Álex González (p), Attos, Menzeguez, Chino y Alan Brandi (c). También jugaron Espíndola (p), Nem, Michel, César, Taborda y Mati Rosa.


Noia Portus Apostoli FS: Henrique (p), Power, Rafinha, Lluc (c) y Machado. También jugaron Altamirano, Bruno Gomes, Edu Jabá, Pirata y Marcelo.


Goles: 0-1 Pirata (3’), 0-2 Machado (7’), 1-2 Chino (9’), 2-2 Taborda (14’), 3-2 Mati Rosa (15’), 3-3 Bruno Gomes (17’), 4-3 Chino de penalti (39’).


Los colegiados baleares Néstor Juan Cerdá y Diego Martínez García amonestaron con cartulina amarilla a los locales Mati Rosa (7’), Espíndola (13’), César (25’), Chino (35’) y Alan Brandi (40’) y a los visitantes Rafinha (12’), Marcelo (19’), Power Raggiati (28’), Edu Jabá (35’) y João Batista (39’).


Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 8 de la Primera División, disputado en el Olivo Arena de Jaén, ante la presencia de unos 5.200 espectadores.