Buscar

Déjà vu (2-2)

El Noia Portus Apostoli FS volvió a malgastar la ventaja en el marcador, esta vez de dos tantos, para acabar por ceder dos puntos ante un ElPozo Ciudad de Murcia que fue de menos a más.

Dani Colorado y Javaloy en una de las múltiples ocasiones locales

La gente que poblaba las gradas del Agustín Mourís salió del pabellón con una sensación, desgraciadamente, ya conocida. La de ver a su equipo quedarse con la miel de la victoria en los labios, la de desaprovechar una primera mitad de aúpa, y en resumen, la de ver un nuevo empate, el tercero consecutivo como local, también tercero seguido en global, y el cuarto de los últimos seis partidos en los que los noieses no conocen el triunfo.


Quién lo diría después de una primera mitad en la que, tras la ocasión clarísima de Ricardo, el cuadro noiés impuso su ritmo, como acostumbra a hacer cuando juega delante de su gente. Ya avisó Pizarro en el minuto uno con un disparo al palo de lo que serían unos primeros minutos muy intensos y de dominio blanco.


Llegadas continuas que hacían presagiar lo que se cumplió en el minuto cuatro, con un envío al segundo palo que Antonio Diz convirtió en el 1-0. El inicio soñado que tan solo dos minutos más tarde se vería incrementado con el tanto de Pablo Salado, que introducía el balón entre las piernas del portero Sanabria para aumentar la ventaja.


Sin lugar a dudas, un comienzo de partido fantástico, con dos dianas que allanaban el camino al triunfo. La afición rugía y se emocionaba con las continuas oportunidades que seguían gozando los suyos. Un tiro al larguero de Javaloy, otras dos más del murciano que detuvo Sanabria, el mano a mano que Lluc no supo definir ante el meta, dos en las que Vargas se quedó corto, un zurdazo de Pizarro desviado…


Recluidos a los disparos lejanos quedaron los jóvenes jugadores del filial charcutero, quizás impresionados por el ambiente de un bullicioso Agustín Mourís y seguramente noqueados por la intensidad del conjunto local.


Ni con el tiempo muerto pedido por Josan González pudo frenar su equipo a los de Marlon Velasco, que siguieron mordiendo arriba en defensa y generando mucho en ataque hasta que llegó el descanso. Por eso, a pesar de ser un 2-0, el resultado se quedaba corto para los intereses noieses.


Descanso, Noia Portus Apostoli FS 2-0 ElPozo Ciudad de Murcia


Un día más, saltaban los blancos a la segunda mitad con ventaja y con un claro objetivo: matar el partido. Pudo encaminarlo en las botas de Dani Colorado, quien no metió lo suficiente el pie en el primer acercamiento blanco.


Empujados por la necesidad de reducir distancias, ElPozo Ciudad de Murcia dio un paso adelante que provocó que Álex Pérez apareciera mucho más en escena de lo poco que lo había necesitado hacer en el primer acto.


No significó esto que Antonio, el guardameta que se puso bajo palos en los charcuteros en la segunda mitad, no tuviera que emplearse a fondo también. De hecho, una gran mano a Vargas evitó el 3-0 y después fue testigo de como un balón se paseaba muy cerca de su portería sin encontrar destinatario.


Casualidades del fútbol sala, después de dos claras de los noieses llegaba el primer tanto visitante. Povea, a placer, finalizaba en el 24’ una rápida acción de ataque de los murcianos, que celebraban con rabia volver a meterse de lleno en el encuentro.


Minutos de oportunidades para ambos equipos siguieron al tanto de Povea, con Álex Pérez y Antonio emergiendo como figuras vitales en sus equipos y los nervios apareciendo en los metros finales, sobre todo en un Noia PA que quizá recordaba episodios ya vividos.


Superado el ecuador del segundo período la tensión se palpaba tanto en la grada como en la pista, con unos buscando el gol de la tranquilidad y otros el del empate. Las jugadas de contacto y que ponían en escena la interpretación de los trencillas se multiplicaban a medida que avanzaba el choque.


Así llegó la mayor polémica del partido. Lo que en la gran parte de ocasiones sería dominio de Álex Pérez en un balón bombeado en el área noiesa, fruto de un saque de esquina visitante, se convertía en una acción de contacto con un rival, que desembocaba en una segunda jugada en la que Hugo Alonso aprovechaba el desconcierto para anotar el 2-2 a cinco del final.


Pidió insistentemente Álex Pérez una obstrucción de la que también se quejó el Municipal, pero solo logró ver una amarilla, la quinta y última que vio el cuadro local por una de los visitantes.


Con el 2-2 en el marcador los blancos pusieron toda la carne en el asador y confiaron en su poder en el uno para uno en banda para encontrar el camino al gol. Encajonados pero resistiendo estaban los de Josan González ante el tirón de los de Marlon Velasco, que a algo más de un minuto para el bocinazo final se decidió por introducir el portero-jugador con Vargas.


La superioridad, en esta ocasión, no significó goles para los noieses, que lo intentaron hasta la extenuación pero sin lograr conseguir lo que merecían y lo que querían regalarle a los suyos.


Final del partido, Noia Portus Apostoli FS 2-2 ElPozo Ciudad de Murcia


Seis partidos seguidos sin ganar en Liga que dejan a los blancos sin opciones de soñar por arriba y aún con los deberes por terminar en cuanto a la permanencia definitiva. En eso se volverán a centrar los blancos a partir del miércoles, ya que hasta el martes por la noche todo serán ojos para la ide de las semifinales de Copa Galicia, que ofrecerán otro encuentro disputadísimo ante Santiago Futsal en feudo santiagués.


Ficha técnica:


Noia Portus Apostoli: Álex Pérez (p), Pizarro (c), Lluc, Javaloy y Dani Colorado. También jugaron Pablo Salado, Álex Naranjo, Vargas, Antonio Diz y Oriol Miquel.


ElPozo Ciudad de Murcia: Sanabria (p), Cámara (c), Nacho, Ricardo y Espín. También jugaron Antonio (p), Hugo Alonso, Cristian, Antonio, Isma, Povea y Mariano.


Goles: 1-0 Antonio Diz (4’), 2-0 Pablo Salado (6’), 2-1 Povea (24’), 2-2 Hugo Alonso (35’).


Los colegiados Bardera Barbolla y Gómez de Salazar Fernández enseñaron la tarjeta amarilla a los locales Pablo Salado (10’), Lluc (24’) Javaloy (33’), Vargas (33’) y Álex Pérez (35’) y al visitante Hugo Alonso (34’).