Buscar

Nunca dejes de creer (4-4)

No se rindió el Noia Portus Apostoli, ni siquiera cuando perdía 4-0 a falta de nueve minutos. Puntazo de los blancos en feudo mostoleño, quienes no pudieron sostener el espectacular tramo final noiés.

La comunión equipo-afición tras el partido en Móstoles

Durante unos momentos el Municipal de Villafontana de Móstoles fue colonizado por una parte de la afición del Noia Portus Apostoli. No importaba que el marcador no sonriera a los suyos, desde las gradas los noieses se seguían dejando las gargantas. Si en ese momento nadie se calló, menos lo harían cuando la reacción blanca comenzó, para cerrar una tarde en la que un punto supo a gloria.


Y no fue para menos, después de una primera mitad en la que el Noia Portus Apostoli FS sufrió un severo castigo que le penó durante la mayor parte del encuentro. Tímidas alternativas entre ambos conjuntos definieron el inicio del choque, también protagonizado por el mucho ritmo y las presiones altas que tanto Santa como Marlon Velasco hacían realizar a sus jugadores.


Poco a poco el cuadro local fue imponiéndose ligeramente a base de la posesión de pelota, obligando a Denis, que volvía a su tierra bajo palos de los noieses, a intervenir. También Humanes tuvo que sacar de su repertorio para evitar el gol blanco, en ocasiones que casi siempre llegaban en rápidos ataques, debido a lo incómodo que se encontraban los gallegos en el juego posicional.


A pesar del dominio del esférico local, la sensación era de que el gol podía caer de cualquier lado. Pudo haber sido la de Pablo Salado en el 14’, pero su remate salió desviado. Desafortunadamente, fue la de Carlos, que abrió la lata para el Ciudad de Móstoles en el 16’ completando de puntera una fabulosa acción individual por banda.


Un gol que hizo mucho daño a los noieses, ya que apenas unos segundos más tarde un disparo local tras superar a Denis era repelido por Sergio Quílez, que sin querer introducía el balón en las mallas para el 2-0, cumplidos 17 minutos de juego.


A tal golpe, Marlon Velasco se vio prácticamente obligado a solicitar tiempo muerto, al que prosiguió otra ocasión clara, esta vez en las botas de un Pizarro que vio su tiro pasearse por el segundo palo sin destinatario amigo. Aún así, eran momentos de zozobra para un cuadro blanco que buscaba recuperarse del doble mazazo, evidenciado en la cesión concedida bordeando el descanso. Sin consecuencias, tras esa llamativa jugada parecía que ambos equipos buscarían vestuarios con ese marcador.


No fue así porque en un envío largo hacia Tony el Ciudad de Móstoles encontraba el 3-0 en el minuto 19 de acción. Un resultado quizás abultado para lo que se había visto en Villafontana, donde se llegaba al descanso con la afición local muy contenta con los suyos y la visitante confiando en la reacción.


Descanso, Ciudad de Móstoles FS 3-0 Noia Portus Apostoli FS


A la reanudación salió el equipo blanco con ganas, con el disparo de Lluc que estuvo cerca de ser el 3-1. Sin embargo, en las jugadas siguientes el Ciudad de Móstoles demostró seguir estando más acertado y metido en el partido que su rival. Fueron momentos en los que Denis se tuvo que emplear a fondo para mantener con vida a un Noia que disfrutaba de algunas llegadas, pero fallando siempre en los metros finales en la toma de decisiones.


Llamados por la necesidad, el esférico pasó a ser monopolizado por los de blanco, que necesitaban de confianza para pensar en que aún era posible sacar algo de Móstoles. Una confianza que Ruiz arrancó de cuajo en el 29’, cuando hizo bueno un robo de balón en primera línea de un compañero.


Un 4-0 que, prácticamente, significaba el último clavo en la tumba noiesa en Villafontana, que recordaba en el marcador a lo sucedido en Talavera. Pero no podía ser en una tarde así, con los aficionados desplazados la madrugada anterior desde Noia para ser el sexto jugador de los suyos en Móstoles.


Garra, carácter, esfuerzo y confianza sacaron por los poros todos y cada uno de los jugadores noieses para hacer lo impensable. Y así, en el 31’ Lluc encendió con una gran jugada individual una llama que ya no se apagaría hasta el final.


Eso sí, Ciudad de Móstoles tuvo la oportunidad de volver a matar el partido cuando Chino estrelló un balón en el poste derecho de Denis, segundos antes de que llegara el que efectivamente sería gol, obra de Oriol Miquel. El catalán recibió en banda izquierda y desde allí, en el 34’ de juego, fulminó a Humanes para poner el “y si…” en la mente y boca de muchos.


Más que nunca era momento de arriesgar, y tras el segundo de los suyos Marlon Velasco introdujo a Vargas como portero-jugador. Una decisión de rendimiento inmediato, ya que el propio jugador andaluz hacía el 4-3 un minuto después del tanto de Oriol, desatando una explosión de alegría en la esquina del Frente Berberecho y la preocupación en el banquillo mostoleño, donde Santa pidió tiempo muerto.


Tras el parón poco cambiaron las cosas. Mantuvo el cinco para cuatro la escuadra visitante que los locales supieron defender relativamente para hacer difícil la circulación de balón. Curiosidades y caprichos del fútbol sala, aún así llegaría el 4-4 y no en una acción de superioridad, sino con la igualdad. Dani Colorado aprovechaba un balón suelto para, con un fortísimo disparo, batir a Humanes y poner, a tres minutos del final, un marcador impensable unos momentos atrás.


Lo que siguió al empate fue auténtico drama. Ambas aficiones expectantes a lo que sucedía o podía suceder sobre el parqué. La tuvo Dani Colorado, disfrutó de varias acciones de estrategia Ciudad de Móstoles… pero ninguna acabaría besando las mallas, firmando un empate a cuatro tantos muy dispar para uno y otro equipo.


Final del partido, Ciudad de Móstoles FS 4-4 Noia Portus Apostoli FS


Un 4-4 muy agrio para los locales, un 4-4 muy dulce para los visitantes. Habría sido imperdonable un resultado negativo de tal calibre en una cita en la que la afición acompañó a los suyos para darles aliento y así hizo. No lo iba a permitir un grupo de jugadores que no bajó los brazos, que lo intentó aunque no saliera, en definitiva, que nunca dejó de creer y que incluso lamentó no conseguir los tres puntos en un final espectacular.


El próximo partido, de la 22ª jornada liguera, devuelve a los nuestros al Mourís para recibir a ElPozo Ciudad de Murcia.


Ficha técnica:


Ciudad de Móstoles FS: Humanes (p), Tony, Cristian, Joshu y Ruiz (c). También jugaron Chispi, Kiki, Yoni, Carlos, Guille y Chino.


Noia Portus Apostoli FS: Denis (p), Pizarro (c), Lluc, Vargas y Javaloy. También jugaron Sergio Quílez, Pablo Salado, Loren, Antonio Diz, Oriol Miquel y Dani Colorado.


Goles: 1-0 Carlos (16’), 2-0 Sergio Quílez en propia puerta (17’), 3-0 Tony (19’), 4-0 Ruiz (29’), 4-1 Lluc (31’), 4-2 Oriol Miquel (34’), 4-3 Vargas (35’), 4-4 Dani Colorado (37’).


Los colegiados Sánchez Llorente y Toca Campo amonestaron con cartulina amariilla al local Joshu (24’) y a los visitantes Pizarro (10’), Antonio Diz (18’), Lluc (37’) y Javaloy (40’).