Buscar

Pase a dieciseisavos cocinado a fuego lento (3-7)

Actualizado: jun 25

El Noia Portus Apostoli se ganó al derecho a enfrentarse a un Primera en la siguiente ronda de Copa del Rey, después de deshacerse de un combativo Atlético Benavente que se resistió a rendirse delante de su gente.


Los noieses celebran uno de los tantos de la noche

La Copa del Rey es el torneo igualador por excelencia. La competición en la que la ilsuión se adueña de los conjuntos más pequeños y menos acostumbrados a las noches de grandes luces. Escenarios así los ha vivido el Noia Portus Apostoli en las últimas temporadas, pero en esta ocasión le tocó vivirlo desde el otro lado.


Con un Pabellón de La Rosaleda a rebosar, los noieses se jugaban estar entre los 32 equipos clasificados a la siguiente ronda ante un Atlético Benavente que debutaba en la Copa del Rey, con todas las esperanzas e ilusiones que ello conlleva.


Estas se reflejaron desde el minuto uno de juego en el parqué del terreno de juego benaventano. Empujados por el ruido de su afición, los blanquiazules se hacían dominadores del encuentro, incomodando al Noia con y sin balón, aunque con pocas ocasiones que pusieran en aprietos reales a Denis.


En la jugada que parecía más peligrosa llegaría el 1-0, pero no de una forma convencional. Al rebote de una parada de Denis, el balón tocaba en el propio portero noiés y el esférico entraba en la portería, suponiendo el primer gol de la noche en el minuto ocho.


Pudo aumentar la renta Malaguti con un tiro desde el lateral derecho, que hubiera supuesto un 2-0 con tintes peligrosos para el Noia. Sin embargo, en la que prácticamente era la primera pelota que se conectaba en condiciones con el pívot, Antonio Diz se giraba y batía a Dani Simón para poner la igualada apenas tres minutos más tarde del tanto inicial.


Entrando en los últimos cinco minutos de la primera mitad, el encuentro había pasado a una fase de mayor igualdad, con los noieses encontrándose cada vez mejor sobre la pista y la intensidad inicial de los locales bajando de revoluciones. Así, en el minuto 18 y tras un tiempo muerto, los blancos hacían buena una jugada de estrategia de falta y Dani Colorado enviaba a las mallas un buen pase al segundo palo de Porto.


Cogía la ventaja la escuadra visitante a poco más de dos minutos del final y enmudecía un Pabellón de La Rosaleda que, cuando parecía querer buscar ya vestuarios, encontraba una nueva razón para jalear. En una acción desafortunada, Pizarro no lograba enganchar el disparo, y en el contragolpe Charlie superaba a Denis para iluminar en el marcador un 2-2 con el que se alcanzaría el entretiempo.


Descanso, Atlético Benavente 2-2 Noia Portus Apostoli FS


Tras el descanso, con las energías renovadas, el Atlético Benavente buscaba crear el mismo escenario del comienzo del partido una hora atrás. A través de dos ocasiones de Malaguti tuvieron la opción del tercero, pero apareció siempre Álex Pérez, ocupante de la portería noiesa en la reanudación, para negarle tal cosa.


A partir de ahí el Noia Portus Apostoli dio un paso adelante para nunca volver a darlo para atrás. Los blancos agarraron el esférico y el dominio del partido, y producto de ello en el 26’ llegó el 2-3 de Pablo Salado. El andaluz dejó primero su clase con una finta con la pierna derecha que su par se creyó y después con un preciso golpeo con la zurda al fondo de la portería.


Poco a poco se apagaba el ambiente en La Rosaleda y se encendía el juego noiés, cada vez capaz de generar más cerca de las redes de Vara. En una transición, Javaloy aprovechó un balón suelto tras un pase del propio jugador murciano y no perdonó ante la oposición del guardameta local para el 2-4.


Intentó reaccionar el Atlético Benavente en los minutos siguientes, sobre todo con una ocasión muy clara de Charlie a la que respondió Álex Pérez con una mano abajo. Sería la última gran oportunidad de volver a la contienda, ya que en el 35’ el segundo de Pablo Salado dejaría el choque prácticamente visto para sentencia, en una acción que finalizó tras regatear al portero.


Chema, el técnico local, optó en esas por introducir el juego de cinco, con Dilín de portero-jugador, una decisión que le costaría el 2-6, obra de Dani Colorado, pero que también le daría la opción de anotar el tercero, por medio de Charlie, ya con el partido decidido en los últimos dos minutos.


Aún quedaría tiempo para un último tanto, que convertiría Pablo Salado desde su campo, aprovechando el juego de cinco, y cerrando definitivamente el encuentro y el pase de los noieses a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.


Final del partido, Atlético Benavente 3-7 Noia Portus Apostoli FS


Victoria y clasificación a la siguiente ronda de dieciseisavos de final que certifica que el Noia Portus Apostoli recibirá en el Agustín Mourís a un Primera División gallego, ya sea O Parrulo o Burela, el 10 o 11 de diciembre. Por lo pronto, los noieses intentarán completar el pleno en esta semana de tres partidos delante de su afición, en la décima jornada liguera ante uno de los conjuntos más exigentes de la Segunda División, el Barça B.


Ficha técnica:


Atlético Benavente: Dani Simón (p), Dilín, Dani Martín, Charlie (c) y Malaguti. También jugaron Vara (p), Fran, Yayo, Novoa, Álex, Ángel y Sergio Hernández.


Noia Portus Apostoli FS: Denis (p), Pizarro (c), Porto, Javaloy y Dani Colorado. También jugaron Álex Pérez (p), Sergio Quílez, Oriol Miquel, Loren, Álex Naranjo, Pablo Salado y Antonio Diz.


Goles: 1-0 Denis en propia puerta (8’), 1-1 Antonio Diz (11’), 1-2 Dani Colorado (18’), 2-2 Charlie (20’), 2-3 Pablo Salado (26’), 2-4 Javaloy (30’), 2-5 Pablo Salado (36’), 2-6 Dani Colorado (38’), 3-6 Charlie (39’), 3-7 Pablo Salado (40’).


Los colegiados del partido amonestaron con tarjeta amarilla a los locales Dani Martín (14’), Dilín (20’) y Álex (36’) y al visitante Pablo Salado (37’).