Buscar

Primeras valoraciones de Marlon Velasco sobre la vuelta al trabajo

Primeras declaraciones del técnico noiés desde el inicio de la pretemporada.


Marlon Velasco en uno de los entrenamientos de esta pretemporada

Pasados los primeros días de vuelta al trabajo y con los compromisos amistosos previos al inicio de lo serio aproximándose, es buen momento para escuchar las valoraciones iniciales del entrenador blanco, Marlon Velasco.


El catalán, que en octubre cumplirá un año al frente de la nave noiesa, se muestra satisfecho con lo visto en estos primeros días de pretemporada. “No esperaba más, estamos donde creíamos y entendíamos que debíamos estar”, afirma un Marlon también consciente de que “es un proceso largo, tardaremos mucho en ser ese equipo que queremos ser, en conseguir la máxima expresión de lo que estamos buscando” pero con el objetivo de que “el equipo en este mes y medio entienda la idea, que vayan interiorizando ese modelo de juego y a partir de ahí ir creciendo” y llegar a Castellón, en lo que será la primera cita del campeonato liguero, “a nivel colectivo coordinados, que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer y que lleguemos a ese partido pensando en competir y con las menos dudas posibles, y evidentemente a un nivel físico que nos permita estar en condiciones de competir y ganar ese partido”.


De los jugadores, Marlon ha querido destacar que “todos llegan con muchas ganas, con mucha ilusión, con ganas de demostrar a corto plazo, quieren tener el mayor protagonismo posible dentro del equipo”, más en un equipo que ha sufrido tantas variaciones. De los jugadores que el curso pasado hicieron la pretemporada vestidos de blanco, solo quedan tres a sus órdenes a estas alturas, por lo que era necesaria una primera semana de “readaptación al esfuerzo para reencontrarse con sensaciones a nivel individual y para que ellos vieran un poquito cuál era la idea que queríamos como colectivo y que llegasen a final de semana sabiendo qué queríamos, y a partir de ahí se trata de ir redundando un poco en ello”, sentencia el catalán.


Para corroborar si el trabajo realizado hasta el momento va por el buen camino están estos dos primeros amistosos, el del miércoles 14 frente al Leis Pontevedra y el del 17 contra O Esteo, ambos en el Agustín Mourís. “Para mí son dos entrenamientos más, la diferencia es que en vez de tener nuestros propios jugadores como adversarios, es otro equipo que no conoce el trabajo que estamos desarrollando”, desvela Marlon, “y en esa situación, espero que nos sirva para poner en escena y para probar el trabajo que venimos desarrollando”, y ver sobre el parqué las primeras pinceladas de este renovado Noia Portus Apostoli, “a grandes rasgos me gustaría ver un poquito lo que queremos ser como equipo en las distintas fases del juego”.


Estos encuentros amistosos serán simplemente más entrenamientos para Marlon, pero para la afición supondrá ver por primera vez a las caras nuevas, hacerse una primera idea de los roles que pueda tomar cada jugador para el transcurso de la temporada y, quién sabe, si poder ver a los dos canteranos que están realizando la pretemporada con el primer plantel noiés, como son Iago y Diego Pérez, en competición. “Entiendo que es un orgullo tanto para el club como para cualquier aficionado que un jugador local pueda participar de forma activa en los entrenamientos del primer equipo pero”, matiza Marlon, “hay que entender que el salto de un equipo Filial en categoría Preferente o de un equipo Juvenil en Liga Local a la Segunda División es abismal”, algo propio de una Liga tan competitiva como esta, “a excepción de los filiales, en Segunda División hoy en día muy pocos compiten con jugadores formados en sus propias canteras”.


No obstante, el técnico catalán se declara “un enamorado del fútbol sala base” y se muestra “encantado de poder tratar de ayudar al club en el crecimiento de los jugadores de la cantera” aunque con la prudencia que requiere el asunto, “considero que exponerlos en según que contextos de exigencia máxima sin haber quemado con anterioridad las diferentes etapas formativas, o sin estar preparados para ello, no les beneficia en absoluto”. Al final todo se resume a grandes rasgos en, como dice el propio Marlon, “encontrar jóvenes formadores e invertir en su formación. Después el jugador tiene que valer, querer y ser merecedor de ello”.


Al primer equipo con el que la afición noiesa verá chocar a los suyos es el Leis Pontevedra, un club del que Marlon destaca su “apuesta por intentar ser más competitivo que las últimas temporadas”, y tres días después al O Esteo, en esta exigente segunda semana de pretemporada. “Vamos a llegar a ese partido contra el Leis con doce sesiones”, expresa el técnico, “y el jugador lo que quiere es competir, que es lo que nos viene bien para ir calibrando el trabajo que venimos desarrollando y ver dónde estamos y dónde tenemos que seguir creciendo, mejorando e insistiendo, y ver si podemos ir más rápido o si tenemos que ir más despacio”.